Oasis de música

A veces me sacude un golpe de claridad. Puedo ver y sentir la suerte que tengo de dedicarme a comunicar con la música. En esta ocasión he podido disfrutar de compartir con dos grupos de jóvenes de 3º y 4º de ESO muchas de las cosas que he aprendido en mi aventura. Me pierdo en sus miradas. Tímidas, atónitas, burlonas, irreverentes, profundas, atemorizadas, divertidas, cómplices. Soy consciente de lo excepcional que supone un espacio para la libertad de pensamiento en su cotidianidad académica, monótona y rígida. Y noto como todos desean saltar sus propios muros para entregarse a la magia de la música. Unos pocos saltan a la primera, otros tienen más dificultad, pues llevan una cadena con bola de plomo que les paraliza. Una bola de “no te expreses, o se reirán de ti”, de “tú no puedes” o de “bastante haces pasando 8 horas diarias en el aula como para encima prestar atención a un profesor”.

Colage Leganés

Momentos compartidos en el Colegio Legamar

 

Ellos viven intensamente, y puede parecer que algunos, por lo llamativo de su retraimiento, han perdido todo espíritu creativo. Pero yo sé que no es así. Corregir su tendencia a la desidia y al abandono de preguntarse el porqué de las cosas es más fácil para un chico de 15 años que para ese mismo chico a sus 25. Cuando se convierta en adulto habrá aprendido a ser  más educado, a adaptarse a las necesidades de otros… Y la pérdida de su inocencia no será tan manifiesta. Adaptación. Pero con 15 años es más fácil tener un click, un giro de tuerca, y reconducir el espíritu inconformista y renovador que todos tienen en su código genético hacia algún camino libre de normas, obstáculos y monstruos.

Foto grupo Leganés

¡Abrazos musicales!

 

¿Logro yo impulsar a que hagan este click? En ocasiones. Pero siempre hago todo lo posible. Y lo seguiré haciendo, pues comunicar mi entusiasmo por las cualidades creativas del ser humano es lo que da sentido a mi vida. Amén.

Compartir: facebooktwittergoogle plus
pinterest


Sin respuesta

Escribe un comentario


Todavía no se han publicado comentarios.

Escribe un comentario